El Arabe, el judío y el gallego

Un árabe le pidió dinero a un judío y éste

se lo

prestó.

Sucede que el árabe jamás había pagado una

deuda

y el judío jamás había perdido un solo

centavo en

ninguna transacción.

Pasó el tiempo y el árabe se le había

estado

escondiendo al judío hasta que un día se

encontraron

en el bar de un gallego.

Allí comenzaron a discutir, el árabe

acorralado, o encontrando otra salida, sacó

una

pistola se la puso sobre la sien y dijo:

¡Podré irme al infierno, pero no pagaré

esta deuda…! .

Así que apretó el gatillo y cayó muerto de

inmediato.

El judío no quiso ser menos, así que agarró

la pistola del árabe, se

la puso sobre la sien y dijo antes de

disparar:

¡Voy a cobrar este dinero aunque sea en el

infierno…!

Un gallego, que había observado todo, quedo

impresionado,

tomó la pistola, se la puso sobre la sien y

dijo:

Ostia ¡Coño!, por nada del mundo me pierdo este

pleito.

Temas relacionados: ,


Atención: Los comentarios serán moderados por el administrador, serán rechazados los comentarios que contengan spam, vocabulario no adecuado o no estar relacionados con esta página. Para contactar con el administrador para sugerencias, enviar contenido o denunciar utilice este enlace


PORTADA

Síntomas de un adicto a Internet

Síntomas de un adicto a Internet

Subes al ascensor… y buscas donde hacer Doble-Clic para ir a

Leer más
La historia de un feo

La historia de un feo

La Historia de un Feo. Voy a contarles mi historia, no

Leer más
Chiste de Ladrones

Chiste de Ladrones

Tres ladrones iban a asaltar un banco de máxima seguridad.

Leer más
Chistes: examen a Pepito

Chistes: examen a Pepito

La profesora interviene en una discusión entre dos alumnos: -Pepito, ¿cuál es

Leer más
chistes de borrachos

chistes de borrachos

Entra un tipo a un bar y pide: - Déme un vaso

Leer más