Un sacerdote y un abogado en el cielo.

En el cielo, mientras San Pedro está repartiendo las habitaciones llegan al mismo tiempo un sacerdote y un abogado. San Pedro envía al abogado a un penthouse con TV, aire y otros lujos, mientras que al sacerdote lo envía a una habitación sencilla con un abanico, una vela y la Biblia. El sacerdote, enojado por lo que recibió, sale a reclamar y le dice a San Pedro:

“¿Por qué a mi, que he sido un hombre dedicado a todo lo bueno, me das una habitación sencilla y a éste que es un abogado le das un penthouse?”

Entonces San Pedro le contesta:

“¡Lo que sucede es que sacerdotes tenemos de sobra, pero éste es el primer abogado que nos llega al cielo!”

Temas relacionados:


Atención: Los comentarios serán moderados por el administrador, serán rechazados los comentarios que contengan spam, vocabulario no adecuado o no estar relacionados con esta página. Para contactar con el administrador para sugerencias, enviar contenido o denunciar utilice este enlace


PORTADA

Síntomas de un adicto a Internet

Síntomas de un adicto a Internet

Subes al ascensor… y buscas donde hacer Doble-Clic para ir a

Leer más
La historia de un feo

La historia de un feo

La Historia de un Feo. Voy a contarles mi historia, no

Leer más
Chiste de Ladrones

Chiste de Ladrones

Tres ladrones iban a asaltar un banco de máxima seguridad.

Leer más
Chistes: examen a Pepito

Chistes: examen a Pepito

La profesora interviene en una discusión entre dos alumnos: -Pepito, ¿cuál es

Leer más
chistes de borrachos

chistes de borrachos

Entra un tipo a un bar y pide: - Déme un vaso

Leer más